Girls for a Change

Mexico

Jóvenes Por un Cambio en México

Jóvenes por un cambio (JPC) es una rama mexicana de la estadounidense conocida como ŒGirls for a Change¹ (ŒChicas por un cambio¹). Su sede original está ubicada en San José Del Cabo, Baja California Sur MÉXICO.

En  GJC se les da poder a los jóvenes de los 12 y los 18 años que viven en colonias de bajos ingresos para tener un impacto positivo en sus comunidades para crear un cambio social. Por medio de un proceso se identifican, diseñan e implementan las soluciones de los jóvenes frente a los retos que encuentran en sus propias colonias. De esta manera, los jóvenes ganan su propia voz, aprenden técnicas y adquieren capacitación para resolver problemas y de esta manera desarrollan su potencial como seres humanos. Recientemente empezamos en México, han sido meses de trabajo y traducción de todo el material así mismo como en el diseño y adaptación del proyecto a la cultura y a las necesidades de México. El programa esta trabajado de manera minuciosa para conservar la esencia de Girls For A Change, aunque fue modificado para atender tanto a jóvenes como a jovensitas, ya que en México la demanda así lo exigía.
En nuestro primer piloto arrancamos con 5 equipos con 6 a 15 jovensitos.
Actualmente trabajamos con otras organizaciones locales, principalmente trabajamos apoyando los proyectos de (624) Cultura Alternativa, los cuales son programas de La Dirección de Atención a la Juventud municipal.
Estamos presentes en eventos como "Pinto Legal", el cual se trata de crear la cultura del graffiti como arte urbano, Concursos de fotografia
"Amo sin violecia", etc.

JPC fue fundado por la jefa ejecutiva actual, Whitney Smith, un miembro de la Iniciativa Global Clinton y especializa tanto en problemas de mujeres y chicas como el aprendizaje emocional social. Más de 200 voluntarios facilitan el programa en los EUA. Más de 15 000 chicas han participado en ŒChicas por un cambio¹ por 13 estados de los EUA y en seis países a nivel mundial, trabajando con escuelas y grupos de la comunidad para beneficio de las chicas.

Los beneficiarios de la organización
Las escuelas con las que la organización ŒChicas por un cambio¹ trabaja en los EUA, son las que tienen más de un 50% de sus estudiantes que tienen pocos recursos económicos. Más de un 95% de las chicas participantes en los EUA son negras e hispanas. Muchas veces son las chicas que están  en riesgo de fracasar en sus vidas personales. ŒChicas por un cambio¹ trabaja también con chicas que viven en refugios temporales, compadres adoptivos y en el sistema juvenil de justicia.

Nuestro programa
Cada equipo de Jóvenes en Acción está formado por 10-15 jóvenes con la orientación de dos coaches (un hombre y una mujer). El equipo identificará un problema dentro de su comunidad. Luego diseñarán e implementarán una solución implementada por los mismos jóvenes. Este proceso se les da el poder a los jóvenes que viven en los áreas de bajos ingresos, para aumentar su autoconfianza, aprender las técnicas de liderazgo, la aptitud de resolver problemas y ganar la experiencia en como generar un proyecto para que sean miembros de la comunidad más proactivos y contribuyentes. Los jóvenes aprenderán como usar estas aptitudes en otros retos que enfrentan. Además, se los proveen las
herramientas y los recursos para conectar después del programa.

La evaluación del impacto
En los EUA, ŒChicas por un cambio¹ ha dedicado recursos a la evaluación de programas como parte importante de su trabajo para medir la efectividad y compartir sus conocimientos con sus afiliados y otras agencias del desarrollo juvenil. En los últimos seis años, ŒChicas por un cambio¹ ha recibido resultados consistentes usando encuestas antes y después del programa. El 89% de las chicas se sienten más poderosas o seguras después de participar en el programa. El 90% sabe que si pueden crear cambio en sus comunidades, pueden y podrán usar esas técnicas para crear cambios para sí mismos. El 67% de las que terminaron el programa, dice que la organización tuvo un papel en su decisión de ir a la universidad. Casi un 25% reporta que recibieron una beca y más de un 33% dice que el programa les ayudó a asegurar prácticas profesionales. El 60% de las coaches voluntarias dijeron que su experiencia tuvo un impacto en su vida profesional.


En otoño de 2011, ŒChicas por un cambio¹ fue uno de los primeros programas juveniles en trabajar con la Fundación Thrive (ŒProsperar¹) para implementar el marco de ŒStep-It-Up-2-Thrive¹. Esta teoría de cambio se junta muchos años de investigaciones en Œla mentalidad de Sparks¹, ŒIndicadores de prosperar¹, ŒManejo de objetivos¹ y ŒApoyo del adulto¹ como métodos de intervención que apoya a la juventud en lograr su
potencial completo, o en prosperar.

En los Estados Unidos, tenían los siguientes resultados:
€      Las creencias de las chicas en su capacidad de contribuir a su comunidad cambió, más que cualquiera otra competencia y produjo un resultado estadístico significado. Después del programa, un 96% de las chicas reportaron que podrían cambiar una comunidad.
€      Información de video mostró que las chicas aumentó el conocimiento de cómo podían hacer cambio en su comunidad- la proporción de chicas que podían identificar maneras de crear cambios se duplicó.
€      Los coaches reportaron un aumento en confianza que fue estadísticamente significante, con un substancial incremento de chicas moviéndose al nivel más alto de confianza que se haya reportado.
€      Las chicas reportaron que las experiencias muy positivas del programa de ŒChicas por un cambio¹, como: el programa es un espacio seguro, las reuniones en equipo fueron productivas y las decisiones se tomaron colaborativamente.


Current Program Highlights

Project Updates